Diferencia entre conservación y preservación, ya sea de patrimonios, cosa, lugares y más

La principal diferencia entre conservación y preservación radica que al intentar conservar algo nos concentramos en intentar preservar su vida útil lo más posible. Mientras que al preservar intentamos mantener algo en un estado muy similar al original.

A menudo ambos términos son usados por muchas personas de manera indistinta, ya que en ambos se busca alargar la vida de una cosa o lugar. Pero tiene diferencias sutiles, que ya en la práctica son muy importantes.

Conoce la diferencia entre conservación y preservación.

diferencia entre conservación y preservación

Es por eso que ahora conocerás las diferencias, así como también en que momento se aplica cada una a manera de filosofía.

¿Cuándo se hace conservación?

Al estar intentando conservar, por ejemplo un entorno, lo que se busca es que sus recursos duren mucho más con el tiempo. Aplicamos medidas para intentar que no desaparezca rápidamente con el tiempo.

Por ejemplo, si estamos hablando de un bosque es intentar ayudar a las plantas y animales locales para poder lograr que sobrevivan con los años. Esto para intentar alejarlo de posibles amenazas y el paso del tiempo.

La conservación se puede aplicar también a monumentos históricos. En donde se hacen labores de mantenimiento para evitar que vaya a caer más, por lo que pueden terminar por reforzarse alguna partes.

¿Y cuando hablamos de preservación?

Al intentar preservar algo, el enfoque principal es intentar que se mantenga el mayor tiempo posible en su estado natural. De esta manera lograr que con el tiempo se parezca lo más posible a su estado original.

Si hablamos por ejemplo de un edificio, se estará buscando que dicha construcción se mantenga lo más cerca posible a su estado original. Por lo que los trabajos de restauración estarán enfocados en dejar todo como siempre.

Esto puede aplicarse de igual forma en las costumbres, por ejemplo. En donde se busca que dichas costumbres no desaparezcan y sigan aplicándose tal como siempre se han hecho. Por lo que una investigación a fondo es necesaria.

En conclusión:

Podemos decir que tanto la preservación como la conservación no son mutuamente excluyentes. Ambos buscan que las cosas, los lugares o incluso seres vivos se mantengan con el tiempo. Y pueden combinarse los enfoques.

La conservación busca a toda costa que se mantengan, aunque haya que realizar cambios. La preservación busca que se mantenga en su forma original, por lo que la filosofía es lograr que se mantengan.

El uso de ambos se puede llegar a aplicar de manera estratégica para poder buscar que ya sea un lugar, un monumento u objetos permanezcan con el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *