Diferencia entre mascarilla y exfoliante, aprende cual necesitas utilizar y cuando

¿Cuántas veces te has preguntado cuál es la diferencia entre mascarilla y exfoliante? Ambos productos son importantes para el cuidado de la piel, pero sus objetivos son diferentes.

Es bastante seguro que para muchas personas su uso es bastante claro para todos los días, pero es bueno dar un repaso para los que inician en el fascinante mundo de cuidado de la piel.

Conoce la diferencia entre mascarilla y exfoliante.

diferencia entre mascarilla y exfoliante

Lo mejor será definir cada uno por separado primero, para tener una mejor idea:

¿Qué es una mascarilla?

Es un producto que se aplica sobre la piel del rostro con el objetivo de hidratarla, nutrirla o limpiarla en profundidad. Existen diferentes tipos según el objetivo que se busque:

  • Hidratantes: este tipo se utilizan para hidratar y suavizar la piel. Suelen estar formuladas con ingredientes como el ácido hialurónico, la glicerina o el aloe vera.
  • Nutritivas: Para este tipo están diseñadas para aportar nutrientes a la piel y mejorar su elasticidad. Suelen contener ingredientes como la vitamina E, el colágeno o el aceite de argán.
  • Limpiadoras: Su función es autodescriptiva, para limpiar la piel en profundidad y eliminar las impurezas. Suelen estar formuladas con arcillas o carbón activado.

¿Qué es un exfoliante?

Es un producto que se utiliza para eliminar las células muertas de la piel y mejorar su aspecto. Podemos encontrar de distintos tipos, de acuerdo a el tipo de piel:

  • Mecánicos: Estamos hablando de aquellos que contienen partículas abrasivas, cuya función se trata de eliminar las células muertas. Suelen estar formulados con ingredientes como la sal, el azúcar o las semillas de jojoba.
  • Químicos: Contienen ingredientes como los ácidos glicólico, salicílico o láctico que disuelven las células muertas de la piel.

Aprendiendo a diferenciar sus funciones

Aunque tanto las mascarillas como los exfoliantes se utilizan en la rutina de cuidado de la piel, sus objetivos son diferentes. Mientras que las primeras se utilizan para hidratar, nutrir o limpiar la piel, los segundos se utilizan para eliminar las células muertas y mejorar su aspecto.

Además, las mascarillas se aplican sobre la piel durante un tiempo determinado (entre 10 y 15 minutos) para que los ingredientes puedan actuar en profundidad. Los exfoliantes, en cambio, se utilizan de manera más frecuente (una o dos veces por semana) y se masajean sobre la piel para eliminar las células muertas.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que no se recomienda utilizar ambos tratamiento en el mismo día, ya que podrían irritar la piel. Lo ideal es alternar su uso y utilizarlos en días diferentes.

¿Qué Producto Necesita tu Piel?

Ahora que conoces las diferencias, es importante que sepas cuál de los dos productos necesita realmente tu piel. Para ello, debes tener en cuenta tu tipo de piel y sus necesidades específicas.

Si  es seca y necesitas hidratación, lo ideal es utilizar una mascarilla hidratante una o dos veces por semana. Si, por el contrario, si es grasa o propensa al acné, puedes optar por una limpiadora para eliminar las impurezas.

En cuanto a los exfoliantes, si tu piel es sensible o seca, es recomendable utilizar un exfoliante suave una vez por semana. Si, por el contrario, si la tienes grasa, puedes utilizar un exfoliante mecánico una o dos veces por semana.

Conclusión

Las diferencias principales son sus objetivos y modo de uso. Mientras que las mascarillas se utilizan para hidratar, nutrir o limpiar la piel, los exfoliantes se utilizan para eliminar las células muertas y mejorar su aspecto.

Es importante tener en cuenta tu tipo de piel y sus necesidades específicas a la hora de elegir qué producto utilizar. Además, se recomienda alternar su uso y utilizarlos en días diferentes para evitar irritaciones en la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *