Diferencia entre vino vegano y normal, ¿qué los hace distintos?

El vino es una de las bebidas más populares en el planeta entero. Elaborado a partir de la fermentación de la uva, termina por acompañar todo tipo de ocasión, desde cenas elegantes o incluso reuniones informales.

Pero en los últimos años hay una variedad que ha estado ganando adeptos: el vino vegano. Esto puede confundir a algunos, ¿cuál es la diferencia que existe con respecto al vino normal? Eso conocerás a continuación.

Diferencia entre el vino vegano y el normal.

diferencia entre vino vegano y normal

Lo mejor para poder entenderlo es primero definir cada uno por separado, esto permitirá tener una mejor perspectiva.

¿Qué es un vino normal?

Le decimos normal y también podríamos decirle simplemente vino convencional, es el que se elabora de la forma más tradicional posible. Es el de toda la vida, que ha acompañado al ser humano por siglos.

Pero, ¿a qué viene lo de normal? Esto es que durante el proceso de elaboración, se pueden utilizar diversos ingredientes que no son veganos, como clarificantes a base de proteínas de origen animal, como la caseína o la gelatina, que ayudan a eliminar los posos y las impurezas del vino.

¿Y qué es un vino vegano?

Por otro lado, la versión vegana se caracteriza por ser elaborado sin utilizar ningún tipo de producto animal. En su lugar, se utilizan ingredientes de origen vegetal, como arcilla, carbón activado o proteínas vegetales, para clarificar el vino.

De esta forma, se consigue un producto final que no contiene trazas de productos animales y que es apto para personas veganas o con alergias. Esto se ha convertido en un punto importante de elección para muchos.

En conclusión:

Creo que vale la pena destacar que, aunque el proceso de variar, los vinos veganos pueden tener un sabor y una calidad similares a los vinos convencionales. Prueba de ello es que muchos de ellos han ganado premios y reconocimientos en catas y concursos de vinos.

Además, se considera que la variedad vegana no solo es una opción más ética y respetuosa con los animales, sino que también puede ser más saludable para el consumidor. Al eliminar los ingredientes de origen animal, se reduce la cantidad de alérgenos y se evita el riesgo de consumir productos de baja calidad o contaminados.

Fuera de ello, podemos decir ya en la práctica su principal diferencia radica en los ingredientes que se utilizan en su elaboración. Mientras que el vino normal puede contener productos de origen animal, el vino vegano se elabora exclusivamente con ingredientes de origen vegetal.

Para muchas personas el consumo pensado en el bienestar animal es algo vital, un estilo de vida, por lo que el vino vegano puede ser la mejor opción. Mientras que para los demás el vino tradicional puede ser la elección sin mayor trasfondo.

Existe debate entre los más puristas que si se puede distinguir cuando es vegano o no en el sabor, pero al menos la mayoría de personas difícilmente podrían distinguir uno de otro a la hora de beberlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *