Diferencia entre tramposo y astuto, una delgada línea

Para poder lograr una meta o realizar una actividad, las personas hacen uso de todos los recursos que tienen disponibles. Y en algunos casos, estos pueden llegar a sobrepasar límites que para otros no son pensados.

He aquí donde aparecen dos figuras: los tramposos y los astutos. Hay quienes al caer ante esta gente los clasifican como lo mismo. Pero la realidad es que son bastante distintos, no solo en la metodología sino en la moral

Diferenciando la trampa de la astucia.

diferencia entre tramposo y astuto

Aunque en algunos casos puede parecer que son lo mismo, de fondo son totalmente distinto.

¿Qué es alguien astuto?

Las personas astutas tienen la habilidad para lograr actos que para otros no. En este caso, pueden encontrar atajos, formas de interpretar las reglas y ver aspectos que para otros pasan desapercibidos. Y de esta, lograr su cometido.

Para muchos el astuto es sinónimo de engañar, y si bien en parte es cierto, también es verdad que lo hacen en términos considerados legales. Es decir, hace uso de los recursos permitidos para lograr su cometido.

Pero lo hace de forma no tradicional o buscando nuevos métodos, lo que causa que utilicen métodos no utilizados anteriormente. Esto da como resultado que logren llegar a la meta de formas no al alcance de todos.

¿Y qué es un tramposo?

Es alguien deshonesto, alguien que engaña haciendo uso de métodos no éticos ni legales. Esto le pone en ventaja por encima de otras personas que siguen las reglas. Ya que por lo regular, una trampa te permite vencer con más facilidad.

Las trampas pueden aplicarse en muchos aspectos, desde el deportivo hasta el legal. Una persona suele esconder sus trampas, pero al ser descubierta, será tachada de deshonesta y poco ética, al no seguir el camino a seguir.

Y dependiendo del caso puede haber un castigo, que vaya desde el simple castigo social, la expulsión o incluso problemas con la ley. Ya que lo que hizo es penalizado.

En conclusión.

Una persona astuta puede llegar a verse como un tramposo. Ya que hace uso de caminos, métodos y formas que no son por lo regular utilizadas. Pero sigue dentro de lo legal y las reglas, aunque haya llegado a los límites.

Mientras que un tramposo hará uso de métodos e ideas fuera de los que deberían usarse. Esto le da una gran ventaja, por lo que si es descubierto será penalizado.

Los astutos por lo regular son gente de gran inteligencia, que conocen el tema a fondo para poder lograr su cometido. Un tramposo puede no ser tan hábil, pero su trampa ser suficientemente buena que cause impacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *