Diferencias entre nómadas y sedentarios a nivel cultural

Las personas buscan lugares para poder vivir que les ayuden a subsistir. Porque no es únicamente que un sitio sea agradable, debe proveer todos los recursos que les permitan saciar muchas de sus necesidades.

Entre ellas, se encuentra la alimentación, la seguridad, la facilidad para obtener ciertos recursos, etc… pero no todas las civilizaciones tienen las mismas características.

Ahora conocerás las diferencias más notables entre las personas nómadas y las sedentarias. Dos estilos de vida muy diferentes, pero que en realidad se encuentran impulsados por el mismo tipo de necesidades.

¿Qué es nómada y que es sedentario?

diferencias entre nómadas y sedentarios

Conoce la vida nómada.

Los nómadas son personas que no tienen un lugar fijo para vivir. Ellos están en constante movimiento, buscando nuevo sitios donde puedan asentarse de manera temporal. Los motivos para esto son variados.

Por ejemplo, algunos pueden estar cambiando de lugar debido a la alimentación. En donde cazan y explotan todos los recursos que se encuentran a su alrededor hasta agotar la zona. Una vez hecho eso, salen de ahí.

Pero también otras razones podrían ser culturales o religiosas. En donde tienen algún cierto tipo de misión y  manda que cumplir, por lo que estarán cambiando constantemente.

Conoce la vida sedentaria.

Las personas que son sedentarias buscan asentarse en un solo lugar por un tiempo indefinido. Muchas poblaciones han sido fundadas hace bastantes años y no existe ningún plan para moverse de ese sitio.

Se desarrollan las culturas, idiomas y otras características gracias a que son posibles gracias a la larga estadía en un solo lugar. Ya que en ocasiones esto requiere que pasen varias generaciones donde se pase el conocimiento.

La principal diferencia entre sedentario y nómada.

La intención como población: una persona nómada aprovecha la oportunidad que le da el entorno. En cambio, el sedentario busca conquistar y aprovechar el entorno. Una mentalidad completamente distinta.

La alimentación es un punto. Un nómada buscará aprovechar todos los recursos que encuentre. No piensa quedarse en ese lugar, por lo que una vez finalizado de obtener todo, se marchará. En muchas ocasiones, sin regresar nada a cambio al entorno.

El sedentario en cambio buscará crear: logrará hacer campos para cosechar, criará animales y estará buscando como hacer que ese sitio funcione para proveerle todos los recursos. Incluso si tiene que adaptar muchas cosas.

La vivienda es otra. Los nómadas suelen colocar casas que temporales. En algunos casos simples tiendas, en otros algo más sofisticado como casas que puedan armarse fácilmente. Algo que aguante por el tiempo suficiente.

En cambio los sedentarios buscarán hacer edificios que incluso puedan llegar a durar decenas de años. No existen planes para irse, por lo que comenzarán a construir edificios que a largo plazo puedan seguir en pie.

La cultura crece de manera diferente. Es un error pensar que los nómadas no tienen cultura, ya que de hecho muchos se mueven debido a sus raíces. Poner por ejemplo los gitanos, que son nómadas por cultura.

Pero es parte de sus creencias ese movimiento. Por lo que simplemente, no están pensando en quedarse en ningún sitio.

En los sedentarios, el lugar donde se encuentran forma parte de su cultura en gran medida. Influida por el clima, la vegetación y los animales. En donde incluso se pueden formar leyendas y dichos en torno a ello.

La antigüedad puede llegar a ser incluso un factor para poder seguir creciendo como cultura. Ya que al pasar de generación en generación en torno a un mismo lugar, se va modificando y adaptando.

En conclusión, unos se mueven de un sitio demasiado y los otros son estáticos. A raíz de ahí, existen numerosas conclusiones a las que llegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *