Diferencia entre hechicero, mago y brujo, dependiendo de su origen

Para los no iniciados en todo lo relacionado a la magia, un  mago, un brujo y un hechicero pueden parecer lo mismo. En nuestra mente, simplemente son personas que hacen uso de la magia de alguna manera, independientemente que creamos o no en ello.

La realidad es que no son lo mismo. Y si bien pueden parecer iguales a primera instancia, tienen sus diferencias marcados. Ahora conocerás cuando se le debe llamar de una forma o de otra, para hacerlo correctamente en el momento idóneo.

Diferenciando entre mago, hechicero y brujo.

diferencia entre mago y brujo

Ambos parecen hacer uso de la magia, ¿no? Pero hay que enfocar mejor la respuesta:

¿Qué es un brujo?

Un brujo se le considera a toda persona que ha obtenido sus poderes de una fuente maligna. Es el masculino de las brujas, por lo que se piensa que sus poderes son provenientes de diablo o alguna fuente de maldad.

Por lo tanto, se considera a priori que sus intenciones son cuestionables. Ya que al ser la maldad quien mueve sus poderes, entonces se les teme. En muchas culturas, han sido perseguidos para poder acabar con su presencia.

¿Qué es un hechicero?

El hechicero también se le considera que es movido por la maldad. Pero sus hechizos no se consideran obtenidos de una fuente demoniaca. Sino que recurre precisamente a hechizos, que sabe como realizar.

Por lo regular, todos estos hechizos vienen con la intención de doblegar la voluntad de otra persona. De obligarle a hacer algo que seguramente no quisiera en su sano juicio. Se logra por medio de brebajes y palabras.

¿Qué es un mago?

Un mago se encuentra más relacionado con el entretenimiento. Estas son personas que realizan espectáculos para todas las edades, desde niños hasta adultos. Ellos saben toda clase de trucos para poder engañar a la vista.

Existen magos muy sencillos, que pueden realizar estos trucos en fiestas infantiles. Mientras hay algunos de talla internacional como David Copperfield, que se considera a un nivel superior, llamado más bien ilusionista.

Las principales diferencias son:

  • Mientras el brujo y hechicero se considera hacen magia verdadera, el mago solo es un espectáculo.
  • El brujo obtiene su magia de fuentes macabras, mientras que el hechicero de hechizos que posee. El mago no posee magia real.
  • El brujo y el hechicero suelen hacer el mal al realizar sus trabajos. La finalidad del mago es simplemente entretener.

Las reglas cambian dependiendo de la fuente.

Esta información puede decirse es la basada en la vida real. Pero los hechiceros y magos también son mencionados en obras, folklores, videojuegos y cuentos.

Y dependiendo del autor, puede variar. Por ejemplo, en algunas mitologías el hechicero es el que nace con la capacidad de poder hacer uso de los elementos.

O el mago puede ser que haga uso de la magia real. Como es el caso del mago Mandrake, que hacía uso de sus poderes para poder combatir a las fuerzas del mal.

También vale la pena mencionar en cuanto a brujos a Geralt de Rivia, de la saga The Witcher. En ella, es más bien un humano modificado por medio de brebajes, que se dedica a cazar monstruos.

Por lo tanto, no existe una definición definitiva, si estamos hablando de obras de ficción. A fin de cuentas, el asunto de la magia no puede ser medido exactamente ni usando método científico.

Las aqui proporcionadas con las definiciones más aceptadas, pero dependiendo de la región es probable que se cambie que es un mago, un brujo o un hechicero.

Lo único constante es que todos se encuentran relacionados con el uso de poderes mágicos o similares, que les permiten cosas extraordinarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *