Diferencia entre hacer e intentar a la hora de cumplir metas

Para que algo suceda lo mejor es que hagamos algo al respecto. Es verdad que la suerte puede sonreírnos y que todo pase sin nuestro esfuerzo. Pero por lo regular no es así, necesitamos tomar acción para ello.

Aquí es donde entran dos conceptos que son interpretados de diferente forma: el hacer y el intentar. Que en el aspecto de realizar nuestras metas son tomados de maneras muy distintas, pues tienen diferentes grados de compromiso.

Diferenciando entre hacer e intentar.

diferencia entre hacer e intentar

Estas palabras tienen un significado muy diferente cuando son dichos y aplicados a la hora de buscar alcanzar una meta.

¿Qué sería intentar?

Cuando buscas intentar algo, lo que quieres decir es que harás lo posible para que una meta se cumpla. Pero tomando en cuenta tus límites y que estás consciente que podrías no lograrlo. Aún así lo intentas.

Si vas a intentar algo puede que tengas distintos grados de compromiso: en algunos casos, puede que lo intentes con todas tus fuerzas o en otras que hagas un intento muy débil. Varía demasiado en este aspecto.

Al intentar tomas muy en cuenta la posibilidad de fracaso, por lo que siempre se encuentra en mente. Hablar sobre intentos hay mucho que discutir, ya que hay quienes intentan de manera muy leve.

¿Y qué es hacerlo?

A la hora de llegar a realizar una meta, el decir que vas a hacer algo es un compromiso de alto nivel. En este caso no estás contemplando el fracaso ni nada: te has decidido a realizarlo y no lo contemplas.

Se le considera un grado de compromiso mucho más alto ya que estas hablando de que se cumplirá cueste lo que cueste. Que pondrás no solo tu esfuerzo, sino que harás los intentos necesarios para lograrlo.

Y si no se logra a la primera, te prepararás, mejorarás y volverás a hacerlo. Ya que te comprometiste a que dicha meta se cumpla, por lo que el compromiso es total hacia la meta programada.

En conclusión:

Cuando se habla de lograr realizar metas, el intentar se considera mucho más débil que hacer. Ya que un intento es eso: vas a hacerlo, pero en tu mente el fracaso está bien considerado como una posibilidad.

Pero cuando dices que vas a hacer algo, dicho en serio, es que harás uso de todos tus recursos para lograrlo. Y en caso de fracaso no te rendirás, esa es la gran diferencia, el que intenta deja de hacerlo. El que hace persevera.

No hay que subestimar el poder de una persona realmente comprometida, por lo que alguien que te dice en serio que hará algo, pon atención: puede ser que le tome mucho tiemp, pero llegará a esa meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *