Diferencia entre dependiente y codependiente, hablando de emociones humanas

La diferencia entre dependiente y codependiente radica en cuando alguien tiene una dependencia emocional excesiva por otra persona. Y la codependencia sucede cuando una persona se preocupa demasiado por los demás, sacrificándose a si mismo en el camino.

Las personas deben relacionarse con otras, somos seres sociales. Pero ya cuando llega al grado de depender en gran medida de otros puede llegar a traer diversos problemas. Donde uno no debe olvidarse de su propia persona.

Diferenciando entre dependiente y codependiente.

diferencia entre dependiente y codependiente

La dependencia no es algo bueno, se debe controlar el grado de entrega que tengamos por otros. Ahora vamos a aclarar cada uno.

¿Qué es ser dependiente?

Una persona es dependiente emocionalmente de otro cuando requiere de manera excesiva la atención, el apoyo o el afecto de otras personas. Y al no tenerlo, puede llegar a tener desequilibrios importantes.

Buscamos la atención de alguien, necesitamos que este pendiente de nosotros. Y en circunstancias normales de no tener su atención, simplemente seguiríamos con nuestra rutina. Pero al tener dependencia no es así.

Esto causa angustia y otras sensaciones por no lograr tener dicho afecto. Lo que puede llevar a diversos desequilibrios, lo que reduce su calidad de vida. Una persona no debería estar tan apegada a otra de esa manera.

¿Qué es codependiente?

La codependencia radica en tomar demasiado en consideración los problemas de otra persona o grupo de personas. A tal grado que termina por afectarte, cuando en realidad estamos hablando de un problema de otro.

Al hacerlo negamos nuestras emociones y nos olvidamos de nuestra persona, al estar centrados en los problemas por los que pasa otra gente. Y gracias a ello, podemos terminar lastimados al no pensar en nosotros.

No se está diciendo que no sea bueno preocuparse por otros. Pero en este caso, estamos básicamente sustituyendo la preocupación de nosotros mismos por estar preocupados por lo que puede pasarle a otros.

En conclusión:

Ambos son una forma de relacionarse con los demás, pero al tener dependencia buscamos de manera constante la aprobación o apoyo de alguien, a tal grado que terminamos por necesitarlo para poder tener una buena existencia.

Mientras tanto, en el caso del codependiente, se preocupa demasiado por los problemas y consecuencias que puede llegar a tener otra persona. A tal grado que pueda terminar por salir lastimado en el proceso.

Ninguna de las dos es una buena situación, por lo que debería ser tratada por un profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *