Diferencia entre cuento y fábula, fácil de entender hasta para niños

A la gente le encanta las historias. Les permite viajar a otros sitios que jamás hubiera pensado, haciendo uso de la imaginación. No debemos subestimar lo que nuestra cabeza nos permite vivir por medio de estas historias.

En algunas ocasiones, escuchamos como se usa de manera indiscriminada que estas historias son cuentos o fábulas. Pero la realidad es que tienen sus diferencias, en donde cada una posee características propias.

Diferenciando el cuento y la fábula.

diferencia entre cuento y fabula

En términos generales, ambos son historias que pueden ser disfrutadas y contadas. Pero en la base es donde se diferencian.

¿Qué es una fábula?

Esta es una historia que en términos regulares es bastante corta, basada casi por completo en fantasía y que suele tener como protagonistas a personajes fantásticos.

Por lo general, lo veremos protagonizado por animales o plantas, los cuales poseerán características humanas, como poder hablar. O incluso vivir en sociedad, desempeñando roles similares.

Su intencionalidad por lo regular es dejar una moraleja y lección a alguien. Por el tipo de personajes utilizado y ambiente, está más enfocado para los niños. Dejándoles una lección que se aplique a la vida diaria.

¿Qué es un cuento?

En cambio, para el cuento pueden ser toda clase de personajes, aunque no incluye los muy infantiles. Pero la variedad es mayor, por lo que no es raro que estos sean seres humanos como cualquier otro.

Tienen diferentes propósitos, que no están ligados con dejar una moraleja. Pueden ser simple entretenimiento, seguir una tradición oral, recrear historias de fantasía o incluso algunos en donde el terror es la idea. Incluso basarse en hechos reales.

Con eso se descarta que sean exclusivamente para niños, sino que pueden ser disfrutados por gente de todas las edades.

Como verás, existen diferencias como el tipo de personajes que pueden terminar por hacer difícil la distinción.

Pero la intención es la más llamativa para distinguirlas, porque en la moraleja al final se intenta dejar al pequeño una lección de vida. Algo bueno que pueda utilizar para la vida diaria, gracias a algo que aprendió.

En un cuento no necesariamente es así, de hecho el final puede ser inconcluso, abierto o triste. Tampoco busca que aprendas nada, podría ser solo para entretenerte e incluso dejarte pensado, asustado o triste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *